Aquí sigue Xóchitl

El Xochilista te invita a visitar también xochitlgalvez.blogspot.com

viernes, 4 de junio de 2010

El PRI y el negocio de las encuestas infladas

- GCE ofrece a sus clientes los resultados que les favorezcan, además de la pantalla de Televisa y las páginas de Milenio

Fragmento de la columna firmada por Raymundo Riva Palacio publicada por El Informador

El PRI tuvo una enorme victoria en Yucatán al incrementar el número de alcaldías en su poder y superar el total de diputados locales que lograron hace tres años. Casi duplicaron el número de yucatecos a los cuales van a gobernar gracias a que también recuperaron, después de 19 años, la presidencia municipal de Mérida. Sin embargo, la percepción es de derrota porque las expectativas de triunfo eran tan grandes, que lo obtenido es insuficiente. Los responsables del mal paso tienen nombre, el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), y su patrón Televisa, que se han dedicado a vender ilusiones a gobiernos priistas con métodos fraudulentos.

El GCE es parte del esquema de mercadotecnia electoral que maneja Alejandro Quintero, el ejecutivo de la empresa responsable de negociar los paquetes electorales con los políticos. Quintero, de acuerdo con políticos que han negociado con él, ofrece la pantalla de Televisa para que se promocionen, encuestas que promete serán difundidas en Milenio TV y en los periódicos del grupo, además de estrategias de las que estarán a cargo Sáenz y Berrueto. Francisco González Jr., que dirige los diarios, ofrece además que las encuestas tendrán el resultado que desea el cliente, según revelaron dos políticos a los que así se las ofreció.

El paquete sí resulta como lo ofrecen, aunque no necesariamente siempre va a coincidir con el resultado en las urnas, como se probó en Yucatán. El GCE maneja entre otros productos, apoyado por un “call center” de telemercadeo, encuestas llamadas “push polls”, un modelo que hasta hace poco tiempo promocionaban en su página de Internet. Los “push polls”, de acuerdo con la World Association for Public Opinion Research, son fraudulentos. “Son campañas negativas en forma de encuesta política”, define WAPOR. “Es telemercadeo político para persuadir resultados, no para medir opiniones”. El GCE ya lo eliminó de la promoción pública, pero sigue ofreciéndolo a los clientes.

Varios gobiernos y políticos de diferente sino han caído ante la presión de Televisa, que no necesita extorsionar. “Si no lo hacemos, desaparecemos de sus noticieros”, admitió con resignación un político. La mano de Televisa no se ve públicamente en este negocio. El GCE dice que 50% del costo de cada encuesta la pagan ellos y el resto Milenio. Cada encuesta estatal tiene un precio a costo de cerca de medio millón de pesos, y GCE realizará tres series de las 12 elecciones para gobernador. Según costos de mercado, esas 12 encuestas saldrían en 18 millones de pesos. No se conocen los costos reales de GCE, pero sí se sabe que quienes están pagando las encuestas son los priistas.

El GCE está metido en un conflicto de interés donde presenta como suyas encuestas que le encarga el PRI. Peor aún Milenio, que reproduce como propias y de GCE que son pagadas cuando menos en parte, por un partido o un gobierno, y que forman parte de un paquete de mercadotecnia electoral que ofrece otra empresa, Televisa. Esto un problema serio de opacidad en los medios que están desacreditando un método de medición científico con fines de lucro, a costa de credibilidad. En el caso de los políticos, a costa de sobresaltos y eventuales sorpresas. Entre los políticos y el gremio de las casas de opinión pública se sabe de las deficiencias metodológicas del GCE y sus ineficiencias técnicas, pero prefieren correr riesgos los políticos por tener acceso a las pantallas de televisión. Hay quien se molesta y está en desacuerdo, pero nadie se chupa el dedo. Aquí, al único que se engaña es al público.

www.informador.com.mx

Pero a todo esto... GCE es propiedad de un señor llamado Liébano Sáenz, quien fuera secretario particular del Ernesto Zedillo, cuando fue presidente de México de 1994 a 2000.

Resulta interesante saber cual es la filiación del propietario de Gabinete de Comunicación Estratégica, el cual no tiene empacho en declararlo en la siguiente entrevista:

http://www.elagora.com.mx/Liebano-Saenz-y-las-reglas,7409.html



Foto tomada del agora.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada