Aquí sigue Xóchitl

El Xochilista te invita a visitar también xochitlgalvez.blogspot.com

jueves, 27 de mayo de 2010

Corrupción y presiones amenazan a locatarios de la Central de Abastos de Pachuca



- A locatarios de La Barata los quieren usar como carne de cañón

- Ustedes me protegen, yo les junto gente: práctica común de pseudolider priista de La Barata

- Comerciantes sólo piden una cosa: que los dejen trabajar

Vendedores ambulantes que proceden de del Estado de México y Puebla, entre otros, abarrotan los mítines proselitistas de candidatos priistas hidalguenses. La irregular presencia de poco más de 300 vendedores ambulantes en la Central de Abasto de Pachuca ha sido sistemáticamente ignorada por autoridades municipales y estatales que evitan dar explicaciones claras a los locatarios establecidos con quienes compiten deslealmente. “Aquí hay una situación y es bien clara, donde hay dinero no va a haber solución de nada. Aquí están aportando dinero porque tienen compromisos y esos compromisos son: cuando quieras gente, ven por ella”, confió a El Xochilista la presidenta de la Unión de Comerciantes y Locatarios de la Central de Abastos de Pachuca AC, Luz María Sosa.

Piden soluciones, les dan puras largas y burocracia

Comerciantes establecidos han acudido a las autoridades correspondientes para que intervengan y regulen, o al menos que detengan la desbandada de vendedores. El Secretario de Servicios Municipales, Alberto Islas Lara, les ha dicho que tomará cartas en el asunto, pero sólo les da largas. Conrado Sandoval Arzaga, subsecretario de Desarrollo Industrial, además de conminarlos constantemente a dejar las cosas por la paz, es decir, a no hacer nada, utilizó su trabajo para venderlo como logro propio: “Los voy a dejar que pongan la luz” les dijo, “pero al término, esto es mío”.
La situación se ve agravada hasta la parálisis por la rotación de puestos, “que ya salió Paco, que ya viene Geraldina, que debemos esperar a ver qué proyectos trae… A mí me piden que aplaque a mi gente, que me espere, pero como comprenderás nosotros no nos vamos a quedar así, nosotros tenemos que ver cómo vamos a hacerle para sacar adelante los proyectos”, señala Sosa Gonzáles.

Mientras hagan bola, no importa de dónde vengan

Hace unos cinco meses, en la Central de Abasto de Pachuca trabajaban unos cien ambulantes, actualmente hay poco más de 300. Francisco Rodríguez sigue diciéndoles que traigan a sus primos, hermanos y amigos, que vendan lo que quieran. “Antes se mantenía de nuestras cuotas, y ahora lo que hace es traer ambulantes. Si tiene 50, piensa que necesita más, y ahora la autoridad le dio el nombramiento de líder de ambulantes a nivel estado: de mercados, de cualquier ambulante”.
Para el pseudolíder, más gente significa más cuotas. Para las autoridades, más gente agrupada representa voluntades potencialmente dóciles al voto o al acarreo. Pero muchos no son Hidalgo, “vienen del Estado de México y de Puebla, y no llega uno sino que llegan dos o tres, por ejemplo de los que limpian parabrisas. Luego empieza a darse mucho el robo y la insalubridad. Mientras nosotros a los de nuestro gremio los estamos rigiendo por normas, por salubridad, por pesas y medidas, por hacienda, llegan otros y sin pagar un peso al estado se quedan a nuestros clientes o los alejan por la inseguridad que provocan”, describe Luz María.
No queremos dejar a nadie sin empleo
Pero los comerciantes ambulantes no son un enemigo para los locatarios de la Central de Abasto. “Nosotros estamos en contra del ambulantaje que está afuera de la central. No nos molesta que estén dentro, lo que queremos es que sean reubicados a un lugar adecuado, en un espacio que sea prudente para ellos”, explica Luz María. Actualmente, los ambulantes venden su comida insalubremente, en carritos, mientras los locatarios deben cumplir las normas de salubridad; se colocan sobre los pasillos, en las banquetas: “Las banquetas están infestadas, si ustedes pasan por Central de Abasto y voltean, madre mía, no hay ni dónde pisar banqueta. Todo eso son ventas que ha hecho él o rentas que cobra mensualmente”, señala Sosa en referencia a Francisco Rodríguez, destronado líder de la central.
La Unión de Comerciantes tiene un interesante proyecto para los vendedores sin local. “Lo que queremos es que sea un área específica, bueno, ya la tenemos, pero vamos por pasos. Primero queremos consolidar el proyecto del estacionamiento, luego queremos construir una placita tipo Meave, pero no queremos caer en lo mismo, así que hasta que no tengamos algo más en firme, no los aceptaremos en nuestro gremio”, describe Luz María.
Los ambulantes quieren pertenecer a la Unión que preside Sosa, pero admitirlos sin más implicaría crear un conflicto de intereses, “porque si no tenemos un espacio para que ellos también puedan vender, seguirán poniendo su diablito frente a la entrada de algún compañero y entonces ¿con quién nos vamos?”. Y es que los vendedores sin local le pagan cuotas a Francisco Rodríguez por derecho de tránsito o por una porción de pasillo o banqueta. “Nosotros les pedimos que aguanten tantito, pero ya están hartos de tanta manipulación económica”.

Foto: Tomada de Milenio.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada